El envío de su pedido es gratuito hoy.
¡Gracias por su pedido! Si hace otro pedido hoy los gastos de envío serán gratuitos.

LOS EFECTOS ÓPTICOS ESPECIALES DE LAS PIEDRAS PRECIOSAS

LOS EFECTOS ÓPTICOS ESPECIALES DE LAS PIEDRAS PRECIOSAS

„Suponer que el ojo (...) haya sido formado por selección natural, me parece, lo confieso con sinceridad, totalmente absurdo.” Charles Darwin (1809-1882), Origen de las Especies

Algunas gemas poseen efectos ópticos particulares, llamados “fenómenos” por parte de los gemólogos, los cuales forman parte de la estructura misma de la piedra preciosa. Una buena talla, no solo agrega valor a la gema sino que puede contribuir a exaltar al máximo estos efectos únicos – o en caso necesario – a esconderlos. El efecto “ojo de gato”, el asterismo, el cambio de color son algunas de las propiedades ópticas particularmente deseadas. Sin estas propiedades nuestros ancestros no habrían considerado las gemas objetos preciosos, mágicos y fascinantes y la elección en el mundo actual de las piedras preciosas sería mucho más limitada.

Adularescencia (Opalescencia)

Piedra de Luna

Piedra de Luna

Adularescencia no es quizá una palabra fácil de recordar, pero es un efecto muy simple de individualizar. La Adularescencia es la luz blanco-azulada que brilla y resbala sobre la superficie de una gema encantadora y romántica como lo es la Piedra de Luna.La Adularescencia se debe a un “fenómeno de interferencia” o simplemente, a la dispersión de la luz a causa de minúsculas partículas de albita a través de las finas capas de cristal de la gema. Este efecto toma el nombre de una variedad de Piedra de Luna encontrada en los Alpes Suizos (Monte Adula) y llamada “Adularia”. Cuando este efecto se encuentra en los Ópalos se lo denomina “Opalescencia”.

 

Asterismo

No es de sorprenderse que en el pasado un halo de supersticiones rodeaba a las gemas! El Asterismo, conocido también como “Estrella” es un misterioso efecto óptico de rara belleza que se encuentra especialmente en los Rubíes y los Zafiros. El Asterismo es causado por el reflejo de la luz en inclusiones de rutilo en forma de agujas alineadas perpendicularmente dentro de la gema.

Para obtener el “Efecto de Estrella” (cuatro, seis y, en raros casos, doce puntas) es necesario que la gema sea tallada a “cabuchón” (o sea en forma convexa lustrada y no faceteada). El Asterismo es evidente, sobre todo, bajo la acción de un solo rayo de luz directa.

La estrella está ubicada al centro de la Piedra Preciosa. En algunos casos se consigue ubicarla premeditadamente descentrada por razones estéticas.

Rubí estrella

Rubí estrella

 

Aventurescencia

Piedra de sol

Piedra de sol

Otra palabra que termina en “scencia”! Este término se lo aplicó por primera vez en una fábrica de vidrio en la Venecia del 1700, cuando minúsculas partículas de cobre cayeron accidentalmente en un crisol que contenía vidrio incandescente.

Según esta historia los trabajadores habrían exclamado “a ventura”, (o sea “a caso”) cuando observaron que el vidrio emanaba un vivo brillo. En las gemas este fenómeno está causado por sutiles inclusiones metálicas que desprenden un cierto centelleo. En el Cuarzo Calcedonia, miles de finísimas laminillas metálicas dan origen a esta rareza luminosa llamada Aventurina. Cuando este fenómeno se presenta en los feldespatos se habla de Piedra del Sol. Hay que tener presente que la así llamada “Goldstone” no es una piedra sino un sustituto artificial compuesto de vidrio y cobre realizado en laboratorio.

 

 

Ojo de gato

El ojo de gato es un fenómeno óptico que asemeja a los ojos de un gato, donde la gema refleja la luz en manera iridiscente. Es conocido también como efecto “Chatoyance” y se manifiesta como una sola línea luminosa que atraviesa la piedra. Este efecto es producido por inclusiones en forma de aguja al interno de la piedra dispuestas paralelamente entre ellas. Al igual que las “estrella”, el efecto “ojo de gato” se obtiene con una talla a “cabuchón” (superficie convexa) y se evidencia mejor si se lo observa bajo un único rayo de luz. Una gema que presenta este fenómeno de manera perfecta es el Crisoberilo, a tal punto que si habláis con un profesional de “Chatoyance” este entenderá que estáis haciendo referencia al “Crisoberilo Ojo de Gato”.

Alejandrita ojo de gato

Alejandrita ojo de gato

 

Cambio de Color

Alejandrita Color Cambiante

Alejandrita Color Cambiante

El físico Manfred Eickhorst, conocido por su contribución en el campo de los instrumentos para el estudio de las gemas afirma que: “La belleza que presentan las gemas a los ojos está fundamentalmente determinada por su aspecto colorido”. Obviamente, esta belleza se acentúa en manera extraordinaria si la gema es capaz de cambiar de color. Entre las Piedras Preciosas que presentan esta cualidad excepcional se encuentra la Alejandrita, que expuesta a luz natural aparece de tonalidad verde azul, verde caqui, verde pato o verde amarillento; mientras que si expuesta a luz incandescente (luz de vela o de lámpara amarilla), se nos presenta en tono rojo bruno, rojo anaranjado, rosado o púrpura rosado. Se habla a este propósito de “efecto Alejandrita”. Las gemas que “cambian de color” muestran colores diferentes cuando se las expone a diferentes fuentes de luz. Como se ve en el arco iris, la luz blanca está compuesta de los colores de su espectro: azul, verde, anaranjado, rojo, violeta y amarillo. Cuando la luz blanca pasa a través de una gema, algunos colores del espectro son absorbidos. Los colores del espectro menos absorbidos se combinan entre sí para producir el color que nosotros vemos en la gema.

Son los cambios de color que forma una fuente de luz a hacernos ver las gemas de diversas tonalidades en diferentes condiciones de luz. Aunque la luz solar y la luz artificial parecen similares a nuestros ojos la primera contiene radiaciones de color azul intenso, mientras la segunda es más rica en radiaciones rojas. En las gemas que cambian de color el absorber diferentes colores según las diferentes fuentes de luz hace que nuestra percepción sea de colores también diferentes.

Otras piedra preciosas con “Cambio de Color” son el Granate con Cambio de Color, el Zafiro con Cambio de Color y la Zultanita. Una gema con Cambio de Color será valorada según la intensidad de este efecto óptico, su belleza ysu definición de colores según las variaciones de luz a las que se la someta.

 

Iridiscencia

Iridiscencia, del griego “iris” para nosotros “arco iris” es el efecto óptico debido a la descomposición de la luz en los colores del arco iris sobre fracturas o quiebres de la gema. Un fenómeno de iridiscencia muy común, en el cual los colores cambian según el ángulo de observación, se produce en las pompas de jabón y sobre las alas de las mariposas. El mismo efecto de “iridiscencia metálica” con una dominante tonalidad azul eléctrico, conocido también como “schiller”, se presenta en la Labradorita y en este caso es llamado “Labradorescencia”. La delicada Iridiscencia que se observa en las Perlas lleva el nombre de “Oriente de la Perla”. Otros ejemplos de Piedras Preciosas con iridiscencia son Amolita, Ágata de Fuego y Nácar.

 

Juego de Color

Ópalo Boulder

Ópalo Boulder

¿Recordáis las demostraciones en las clases de ciencia acerca de la descomposición de la luz, obtenida por medio de un prisma, en todos los colores del arco iris? En caso positivo ya sabéis de qué se trata el “Juego de Color”

Es un efecto exclusivo de los Ópalos, el “Juego de Color” consiste en rayos de diferentes colores que cambian de color y de posición según el ángulo de observación. Un Ópalo que tiene Juego de Color con tonalidades en la gama de los rojos es considerado más valioso en general que un Ópalo con Juego de Color en tonalidades verdes y azules, pero también esto es un criterio subjetivo y es mejor adquirir la gema que a vosotros más os guste.

 

Pleocroísmo y Doble Refracción

En alguna gemas, los átomos están dispuesto de manera tal que la luz que penetra en el cristal es refractada y al mismo tiempo descompuesta en dos rayos. En tal caso se habla de “doble refringencia” o “birrefringencia”. El Zircón es un buen ejemplo de gema a doble refraingencia. Si los rayos de luz que refleja la gema poseen diferentes colores al observarla estamos hablando entonces de “pleocroísmo” o sea, más específicamente, de dicroísmo - dos colores como en el caso de la Turmalina - y de tricroísmo - tres colores como en el caso de la Tanzanita. Un equívoco muy difundido es pensar que la birrefringencia de una gema la rinda más brillante. No es así. Gemas con monorrefringencia pueden exhibir colores de mayor pureza respecto a las gemas con birrefringencia del mismo color, por ejemplo, la Espinela Roja en comparación con el Rubí. ¿Os parece complicado? En realidad el término que crea confusiones aquí es “Doble”

La luz es dividida en dos (desdoblada), pero la cantidad de luz que refleja la gema no es redoblada. El pleocroísmo de una gema – que muchas veces puede dar lugar a un color singular, aumentando su riqueza – presenta tres aspectos relevantes al comprador de piedras preciosas:

 

  • Los componentes del color son tan similares que muy seguido el pleocroísmo no influye en la belleza de la gema. Ejemplos: Rubí y Zafiro.
  • Los componentes de color son diversos y no siempre atractivos, por lo tanto el tallador intentará minimizar el pleocroísmo orientando los cristales en modo tal que la gema pueda desplegar su color más bello. Ejemplo: Cunzita y Tanzanita.
  • Los componentes de color son diversos, atractivos y por lo tanto el tallador orientará la gema de manera tal que ésta produzca una agradable mezcla de colores. Ejemplo: Andalucita y Turmalina Verde Azul.
  • Aktuelles

    El mundo de las piedras preciosas

    1. Piedras preciosas rojas de la A a la Z

      23. agosto 2017

      Simona Nicolai Piedras preciosas rojas de la A a la Z: Las piedras preciosas de un mismo color se diferencian a menudo solo por pequeños detalles a los ojos de los ...
      Seguir leyendo →

    leer

    Programación de subastas

    00:00Noche de ofertas
    02:00Documentales de Juwelo
    08:00Der Juwelo-Thementag mit Ronnie Molloy: Ringe
    Arriba