Los pedidos a partir de 49€ en la tienda online tienen gastos de envío gratuitos.

Jade / Las Piedras Preciosas de Juwelo

Considerada una gema imperial, el Jade está profundamente ligado a la cultura china, donde se la conoce desde 6000 años antes de la era cristiana y desde entonces es usada para diferentes artes decorativas.

Nombre

El nombre de esta gema se remonta la época de la conquista de las Américas: deriva de “piedra de ijada” (piedra de cólico), este nombre se lo conoce a partir del 1565, mientras otro nombre que se le dio por aquella época fue “piedra de los riñones” que traducido al latín se transforma en “Lapis Nephriticus” (y de allí Nefritis). En todo caso estas nomenclaturas indican el enlace que los conquistadores españoles hacían entre las piedras lustrosas de Jade y los riñones.

Composición química del Jade

El Jade está compuesto de particulares minerales de silicato distribuidos en una estructura hecha de gránulos muy finos y fibras entrelazadas que la hacen muy resistente. El Jade es opaco, o sea impenetrable a la luz.

Origen del Jade

Los más grandes exportadores de esta gema son China y Birmania, pero se extraen ejemplares en Guatemala, Rusia, Kazajstán, Japón, Taiwán, Australia, Nueva Zelandia y los Estados Unidos de Norteamérica.

Jade

Un ejemplar de Jade

Historia del Jade

Más que ninguna otra gema el Jade está impresa en el corazón de la cultura de China y bajo su influencia de todo el sudeste asiático. Considerada como gema real, el Jade comenzó a ser extraído ya a partir de 6.000 años a.C. Era llamada por los antiguos Chinos la “Gema del Cielo” porque se la asociaba a la inmortalidad y al poder de establecer un puente entre el cielo y la tierra. Existen dos variedades de Jade – la Jadeíta (grupo de piroxenas alcalinas) y la Nefritis (grupo de los anfíboles). Hasta el 1863 ambas variedades eran denominadas Jade. Fue gracias al minerólogo francés Alexis Damour el descubrimiento que el Jade Chino (Nefritis) y el Jade Birmano (denominada por él Jadeíta) pertenecen a minerales diferentes, pero con propiedades y aspecto similar.

La Jadeíta tiene una historia breve y nunca fue particularmente requerida hasta el siglo XVIII. Los ejemplares más bellos, de gran pureza y de un verde esmeralda intenso eran tan ambicionados por los emperadores chinos que se le dio el apelativo de Jade Imperial. La Jadeíta se presenta en varios colores: azul, marrón, crema, verde, gris, lavanda, anaranjado, rojo, violeta, blanco, amarillo y combinaciones de estos colores, incluso bajo forma de manchas. La coloración rojiza de la Jadeíta es debida a la presencia de restos de hierro sus verdes intensos en cambio son debidos al cromo. La Nefritis presenta una gama de colores más reducida: marrón, gris, amarillo, blanco. Tanto las manchas, como las líneas de rojo, amarillo y marrón son debidas a un proceso de oxidación.

Características del Jade

Delicado y sedoso al tacto, el Jade con sus maravillosos y delicados colores es el perfecto complemento para cada atuendo. Esta delicadeza de colores no debe confundirnos ya que el Jade junto al Diamante es una de las piedras más resistentes.

Cuidado del Jade

El Jade puede ser expuesto a limpieza a vapor pero no a ultrasonidos.

Descubre las joyas con Jade de Juwelo >

Aktuelles

El mundo de las piedras preciosas

  1. Meghan Markle y Harry Un anillo de compromiso diseñado por el novio

    06. diciembre 2017

    Cuini Amelio-Ortiz Meghan Markle y Harry Está en boca de todos y en las tapas de todas las revistas del sector: el compromiso de Meghan Markle y Harry, ella actriz...
    Seguir leyendo →

leer

Programación de subastas

19:00Ronnie MolloyDer Juwelo-Thementag mit Ronnie Molloy: Rubine und Saphire
00:00Ronnie MolloyDer Juwelo-Thementag mit Ronnie Molloy: Rubine und Saphire
02:00Documentales de Juwelo
Arriba